Destacados

El TSJ considera procedente el despido de A.M.L.G.

Sección: prensa

Imagen de El TSJ considera procedente el despido de A.M.L.G. Fichero adjunto

Torrijos. Viernes, 3 de octubre de 2014

 

 

El Tribunal Superior de Justicia considera procedente el despido de A.M.L.G.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla La Mancha ha dado la razón al Ayuntamiento de Torrijos y ha considerado procedente el despido de la trabajadora A.M.L.G., quien demandó al Consistorio tras extinguirse su contrato en el año 2012, argumentando que se la había discriminado por ser madre. El TSJ indica que no existe prueba alguna que pueda justificar mínimamente tal discriminación.

Es el fallo del Tribunal Superior de Justicia ante el recurso de suplicación que presentó el Ayuntamiento de Torrijos. Este último, en un principio, había sido obligado por el Juzgado de lo Social número 1 de Toledo a readmitir a la trabajadora, considerando nulo su despido. Como recuerdan desde el Gobierno Municipal, de ello "se jactaron en numerosas ocasiones tanto el Partido Socialista como el sindicato Comisiones Obreras, adelantándose a los acontecimientos y curiosamente, sólo defendiendo a esta trabajadora, cuando hay también otras personas que, lamentablemente han tenido que ser despedidas por la misma razón que A.M.L.G: agotarse las subvenciones que mantenían sus puestos de trabajo". Ahora esta empleada deberá devolver al Ayuntamiento de Torrijos las cantidades percibidas tras aquella sentencia que ha quedado invalidada por el fallo del Tribunal Superior de Justicia castellano-manchego.

En primer lugar, el Tribunal Superior de Justicia entiende que las causas económicas alegadas por el Consistorio justifican la extinción del contrato. Concretamente, el motivo alegado por parte del Ayuntamiento para el despido de A.M.L.G fue la finalización de la subvención concedida por parte de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha para mantener su puesto de trabajo como coordinadora del Departamento de Ciudades Sostenibles, dependiente del desaparecido programa Agenda 21 Local.

En segundo lugar, el TSJ recuerda que el Ayuntamiento de Torrijos concedió con prontitud todas y cada una de las solicitudes de la demandante dirigidas a conciliar su vida laboral y familiar, sin poner objeción alguna en ningún momento y sin que la demandante aportara indicio alguno ("prueba verosímil" o "principio de prueba") que justificara mínimamente la existencia de una voluntad discriminatoria vinculada a la decisión extintiva. Y añade el Tribunal Superior de Justicia que "tampoco indica la sentencia impugnada en qué indicios se funda para llegar a la conclusión de estimar la existencia de un panorama de represalia empresarial frente a todas estas peticiones".

El Consistorio torrijeño, seguro de que su proceder había sido el adecuado, luchó por esta causa llevándola a instancias superiores, concretamente, hasta el TSJ de Castilla la Mancha, y finalmente este Tribunal de Justicia le ha dado la razón. En el Gobierno Municipal torrijeño lamentan el comportamiento de Comisiones Obreras y Partido Socialista, quienes han criticado continuamente al Ayuntamiento por este caso y se preguntan si ahora éstos se harán tanto eco del veredicto emitido por este órgano superior de justicia en el que se demuestra que no existía fundamento alguno para las acusaciones ejercidas por parte de la demandante, o bien de cualquiera de los demás juicios ganados por el Ayuntamiento de Torrijos.