Destacados

En el próximo año 2015 el recibo del IBI bajará

Sección: prensa

Imagen de En el próximo año 2015 el recibo del IBI bajará Fichero adjunto

 

Torrijos. Lunes, 17 de noviembre de 2014



En el próximo año 2015 el recibo del IBI bajará

Así lo ha anunciado el Alcalde de Torrijos, Juan José Gómez-Hidalgo, cuyo gobierno ha bajado sistemáticamente el tipo de IBI desde un 0,57 que se aplicaba durante el mandato socialista hasta situarlo en el 0,458 para 2015. Además, el próximo año la Dirección General de Catastro realizará una revisión a la baja de los valores catastrales de las viviendas torrijeñas, lo que permitirá que aparte del tipo, baje también la base liquidable, siendo estas dos variables las utilizadas para el cálculo del llamado Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

El Alcalde de Torrijos, Juan José Gómez-Hidalgo y la Concejal de Servicios Generales, Cayetana González, han comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para informarles sobre las ordenanzas fiscales establecidas en la localidad para el próximo año. Al respecto de las mismas, el primer edil ha anunciado que "lo más importante y para que todos los vecinos lo sepan, es que en el 2015 el recibo del IBI va a bajar, siendo éste el impuesto más importante de los que tenemos competencia en el Ayuntamiento".

Refiriéndose al Impuesto sobre los Bienes Inmuebles (IBI), la Concejal de Servicios Generales, Cayetana González, ha recordado que "el Gobierno de Juan José Gómez-Hidalgo ha hecho una bajada sistemática del tipo del IBI, pasando de un 0,57 del PSOE a un tipo del 0,458, que es lo que vamos a aplicar este año. El PSOE siempre nos achaca que hemos subido impuestos de una u otra forma y yo quiero recordar que ellos en sus ocho años de gobierno, gobierno en el que estaban los mismos concejales que hoy en día, subieron un 38% el recibo del IBI en la parte que es competencia del Ayuntamiento", ha afirmado González.

Y es que para el cálculo del IBI existen dos variables. En primer lugar, se encuentra el tipo, fijado por el Consistorio y en segundo lugar, la base liquidable, impuesta por la Dirección General de Catastro, un organismo que además, efectuará una revisión de los valores catastrales a la baja el próximo año y por tanto, esa base liquidable será también menor.

A esto se suma para 2015 la congelación del resto de tasas y la bajada de la plusvalía (pagada por quien vende un inmueble) para compensar que el Consistorio ya no pueda beneficiarse de la reducción del 0,55% en este impuesto disfrutada durante los últimos cinco años.

Por otra parte, cabe destacar las medidas sociales impulsadas en ejercicios anteriores y a las que se les da continuidad por parte del Gobierno Municipal. Es el caso del Cheque Solidario, mediante el que el Ayuntamiento hace llegar un cheque por valor de 200 euros a las familias necesitadas de la localidad que cumplan con una serie de requisitos, con el objetivo de compensarles el pago de impuestos directos locales, que de media suponen al año entorno a 250 euros (115 euros del IBI, 33 euros de basuras y 100 euros del Impuesto de Vehículos). Además, sigue en vigor la bonificación del 50% en el recibo del IBI para las familias que tengan tres hijos, viuda con dos hijos o bien dos hijos y otro con discapacidad, porcentaje que se eleva al 90% para las familias con cuatro hijos o con tres y otro con discapacidad, bonificaciones que pueden solicitarse hasta el 30 de noviembre.

Las ordenanzas fiscales para 2015 se aprobaron en el último pleno ordinario con los votos en contra del Partido Socialista. Tras pedir este grupo el año pasado bajar el tipo de IBI al 0,46, ahora que el Equipo de Gobierno lo ha llevado hasta el 0,458, los socialistas solicitan que la bajada sea aún más drástica y de ahí que no votaran a favor.

Desde el Gobierno Municipal aseguran no comprender esta postura, ni tampoco que el PSOE subiera los impuestos durante sus ocho años de gobierno escudándose en que las cosas iban mejor, cuando precisamente entonces, según estiman los populares, no había necesidad, pues se recaudaban de media 3 millones de euros por obras, cantidad que contrasta con los 40.000 euros que se recaudan en la actualidad en este capítulo, como tampoco entiende el Ejecutivo Local que en aquella época se llegaran a gastar los socialistas hasta 500.000 euros en fiestas.

Pese a la mala situación con la cual ha tenido que lidiar el Gobierno de Gómez-Hidalgo, éste ha luchado por implantar medidas sociales y bajar los impuestos todo lo posible, haciéndolo, eso sí, compatible con el mantenimiento de unas cuentas saneadas en el Ayuntamiento que le hagan sostenible en el futuro. Son éstas las que le permitirán al Consistorio, tal y como se aprobó también en el último pleno, devolver una cantidad que ingresó por error el Gobierno de Zapatero en un plazo de 10 años sin intereses, pues para ello es necesario cumplir con el principio de estabilidad presupuestaria, no estar por encima del límite de deuda pública establecido y pagar en 30 días a los proveedores, algo que cumple el Ayuntamiento torrijeño. El tener las cuentas saneadas también ha facilitado que hace pocos meses el Consistorio pudiera refinanciar su crédito ICO solicitado para el pago a proveedores, consiguiendo un tipo de interés a la baja, que permitirá ahorrar hasta 120.000 euros en 10 años.