Escuela de Música

¡BIENVENIDOS A LA ESCUELA MUNICIPAL DE MÚSICA DE TORRIJOS!

Nuestra escuela pertenece a la red oficial de escuelas de música de Castilla La Mancha, y por tanto, su funcionamiento está sujeto al Decreto 30/2002 de 26 de Febrero, donde se estipulan las condiciones de creación y desarrollo de estos centros educativos.

El proyecto educativo, que estamos desarrollando en Torrijos desde el año 2004, pretende conseguir, y de hecho así está siendo, que la música esté presente en la vida cotidiana de todos los ciudadanos.

Así, nuestra oferta formativa pretende dar respuesta a todos los sectores de la sociedad, sea cual sea su edad o su motivación para acercarse a la práctica musical.

De esta manera, nuestro plan de estudios recoge diversos itinerarios a seguir por nuestros alumnos, que quieran tener, un desarrollo profesional posterior en conservatorios, o aquellos que quieran enriquecer su formación personal como aficionados a la música.

La educación musical en España, hasta hace muy poco, estaba reducida a los conservatorios, los cuales no hay que olvidar, están enfocados a formar músicos profesionales, lo cual excluía a un gran número de personas que querían recibir una formación musical.

Esto ha producido, una profunda brecha entre profesionales y aficionados, que ha generado una gran disminución de público asistente a los conciertos y ha puesto en peligro la viabilidad económica de numerosas orquestas y hasta espectáculos tan emblemáticos como la ópera.

Para corregir esta situación, hay que volver a incluir la música en la vida cotidiana de la sociedad, en la base, en las escuelas como la nuestra; donde queremos conseguir que la práctica musical, sea nexo de unión al realizar una actividad común, padres e hijos, grupos de amigos de todas las edades, etc.; y en lo profesional, incluyendo la enseñanza musical en las universidades, ubicando los conservatorios dentro los campus universitarios, haciendo compatible el plan de estudios superior de música con el resto de planes de estudios superiores, como funciona desde hace años en nuestro entorno europeo.

Ese es el objetivo, conseguir que la actividad musical sea algo habitual en la vida de todos, porque no podemos olvidar, la importancia de la música en la formación integral de las personas.  Como dijo el  filósofo Emilio Lledó:
La educación no es sino la puesta en práctica de una singular armonía que consuma todas las armonías del mundo. Y la música, al despertarnos a ese universo total de consonancias, forma en el alma el  territorio donde la persona irradia, en el gozo del oído, el otro gozo en el que se acompasa la tensión y el deseo de una misteriosa excelencia, de una humanidad superior.